Hasta 2050 Uruguay gozará de una plena disponibilidad de madera para cortar